foto-caja-hucha

La Agencia Tributaria emitió el pasado lunes una instrucción interna en la que insta a todas las delegaciones territoriales a rechazar las solicitudes de aplazamiento de las retenciones del IRPF a partir de enero.

La nueva orden supone un cambio del criterio seguido desde 2009 y que abrió la puerta a que las empresas pudieran postergar con cierta facilidad los ingresos mensuales o trimestrales del IRPF. Sin embargo, la Agencia Tributaria entiende que esa permisividad ha derivado en conductas “fraudulentas” y cerrará esta fuente de liquidez para las empresas.

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.